Demanda constante y racional

Ignacio García Català || @ignaciogarcia17 [Ig]; @ignaziogarcia17 [Tw]

Si nos paramos a pensar en las condiciones que han tenido que darse para que podamos existir no podemos sino decir que existir es un acto extraordinario en sí mismo, pero extraordinario en el sentido más literal de la palabra. Si después de esto nos ponemos a pensar y reflexionar en las condiciones de existencia que ha tenido la humanidad a lo largo de su historia, ya no es que existir sea extraordinario, sino que nuestra existencia es la más privilegiada de todas. Hace 200 años la esperanza de vida no llegaba a 40 años y durante buena parte de la historia de la humanidad esta se situaba en torno a los 35, mientras que hoy lo normal es vivir hasta los 72 años en el mundo (y los 83 en países como España). Esto junto a cosas como las comidas diarias, los grandes avances en sanidad (en la técnica propia y en su accesibilidad), seguridad, educación, y una lista inmensa de cosas positivas que hoy tenemos y nuestros ancestros no podían ni imaginar. Con todo este despliegue de optimismo y gratitud a mi época alguien puede pensar que soy conformista o que este texto es una reivindicación del no quejarse y conformarse con lo ya hecho. Ese alguien no podría estar más equivocado. Si señalo todos estos avances es para mostrar que las cosas no sólo pueden, sino que deben mejorar. Cuando hace siglos, o décadas, mejor dicho, se decía que nunca habría personas de color o mujeres en puestos de poder, que X país sería siempre pobre y nunca levantaría cabeza o que las personas del mismo sexo jamás podrían casarse hoy diría un simple “muy bien en esto me equivocaba, pero Z es imposible que pase”. Y aquí es donde nosotros, la generación actual, debemos demostrarle a esa persona que se equivoca una vez más. Además de esta deuda que tenemos con todas aquellas personas pasadas que lucharon y empujaron para que hoy tengamos derechos que ellos no disfrutaron, también tenemos una deuda y una responsabilidad con la misma humanidad. No me es concebible ni entendible que alguien no coma cada día, que no reciba una educación, se le cure, viva hasta la vejez o tenga acceso a unos mínimos que permiten tener una vida digna. Persona y vida indigna no es algo que debería poderse conjugar fácilmente sin sobresaltarse o alarmarse. Por todo esto debemos adquirir una suerte de consciencia del privilegio histórico y preguntarnos ¿hasta dónde podemos llegar? Y no es casual esta pregunta por 2 cuestiones. La primera es la posibilidad, el “podemos”, porque hemos de ser conscientes de nuestras capacidades y recursos, pero también de las limitaciones que existen para según que cosas. No tendría sentido exigir que quiero poder ir al espacio volando sólo y ser capaz de vivir hasta los 2 millones de años, hoy en día no es posible. Y la segunda cuestión es el “llegar”. Es interesante plantearse si hay un límite o techo de derechos, que diversidad tienen estos, y un largo abanico de preguntas por el estilo. Pero sobretodo debe abrirnos una segunda gran y simple pregunta: ¿Existen hoy en día los conocimientos y los recursos para conseguir X? Pongamos por X cualquier cuestión, desde acabar con el hambre en el mundo hasta eliminar por completo el racismo. Si la respuesta es un sí rotundo todo lo demás son excusas. Mejores o peores, pero excusas al fin y al cabo que con el paso del tiempo deben superarse. Si la respuesta es un no seco habrá que preguntarse qué haría falta para que fuera posible, si es realista a nivel material conseguirlo, o si es deseable. En definitiva, ante la afirmación hay que pasar a la acción para conseguirlo, ante la negativa hay que pasar a la duda para ver si es posible alcanzarlo en un futuro. Por todo esto vengo a reivindicar una demanda constante y racional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: