Estudio sobre la política comunicativa de VOX

Por: Elle

La extrema derecha avanza a pasos agigantados por Europa: Italia, Alemania, Suecia, Hungría… Ante un panorama como este es de celebrar que lo peor que haya tenido en estos años nuestro país haya sido una corrupción política ensalzada por el propio poder gubernamental. España es una monarquía parlamentaria que, muy a mi pesar, tiene todas las papeletas para seguir el mismo camino que el resto de Europa. A veces se nos olvida, pero el hecho de que no nos gobierne la extrema derecha no implica que la misma no exista. En España, la extrema derecha habita en las calles.

Estos meses he estado realizando un estudio sobre la política comunicativa de VOX y el auge del partido en un margen temporal fríamente limitado. Empecé a pensar en el tema a raíz del acto que VOX realizó en Vistalegre el 7 de octubre de 2018. Ningún medio de comunicación había hablado antes de VOX. ¿Por qué ahora estaba en boca de todos? ¿Realmente el llenazo de Vistalegre merecía tanto reconocimiento periodístico? Debo decir que, por ese entonces, pensaba que el gran foco mediático que se estaba dando al partido de Abascal respondía al hecho de tratarse de un caso excepcional y novedoso. En ningún momento pensé que lo acaecido en Vistalegre me llevaría a un estudio de casi 100 páginas donde los 12 escaños conseguidos en las elecciones andaluzas pondrían fin al mismo. La pregunta clave es: ¿han contribuido los medios al crecimiento de este partido político? ¿Es la estrategia comunicativa del mismo admirable? ¿Peligra la democracia española de cara a las elecciones del 28 de abril? 

El objetivo principal del estudio 

El objetivo principal de mi estudio ha sido demostrar la capacidad que tienen los medios de comunicación para influenciar en el pensamiento político ciudadano dando protagonismo a un partido político o silenciando la actuación de otro. Específicamente, quiero explicar cómo la cobertura mediática de VOX se ha incrementado en los últimos meses y ha supuesto que el apoyo a este partido haya incrementado también.

Los factores influyentes 

El factor contextual – político considero tiene una influencia suprema a la hora de determinar la influencia mediática y social de un partido político cualquiera. El discurso político de Vox se ha visto reforzado en el momento que ha sido acompañado por un contexto de tensión política que lo ha hecho necesario para un sector social determinado. Me refiero al conflicto existente entre unionistas e independentistas que, en cierta manera, ha ayudado a Vox a expandir su discurso centrista. Cierto es que la ideología del partido de Abascal va mucho más allá de la unidad de España y la supresión de autonomías, pero el sentimentalismo al que se apela y la preocupación identitaria de una parte del pueblo catalán hace que, mayoritariamente, se identifique a Vox con esta única idea y se le vote casi que exclusivamente por ella. La política actual también pasa por un proceso de desacreditación al Partido Popular: un partido marcado por la corrupción el cual ha perdido apoyo social a pasos agigantados. Si a esto le sumamos la subida al poder de Pedro Sánchez y las constantes críticas de quienes creen que no merece ser presidente alguien que no ha pasado por elecciones, tenemos otro punto a favor del auge de Vox: la necesidad de un partido nuevo pero que no se aleje de los ideales genéricos del Partido Popular.

El factor contextual – político ha favorecido el crecimiento de Vox en los últimos años, incluso en los últimos meses. La responsabilidad, sin embargo, no es sólo de la situación política actual. La política comunicativa de un partido debe siempre adecuarse al momento político en el que nos encontremos. Ergo, la manera de darse a conocer y expandirse socialmente ha ido variando y ha sabido ser encajada en función de la situación presente. No es casualidad que el acto en Vistalegre tuviese lugar en octubre de 2018 y no en octubre de 2016, por ejemplo. La necesidad, el interés, el problema político… Todo cuenta a la hora de hacer política. Es innegable que los medios de comunicación influyen a la hora de dar protagonismo mediático a un partido político determinado. Los medios de comunicación son el cuarto poder y, como tal, disponen del suficiente reconocimiento para guiar el debate público y generar climas de opinión

Los medios de comunicación son unos de los vehículos que permiten el paso de la ignorancia al conocimiento. Dicho de otra forma, un individuo no empezará a tener una opinión definida sobre Vox hasta que no oiga del mismo en los medios convencionales o digitales. Asimismo, la opinión que se genere de dicho partido político dependerá tanto de sus idealesvalores como de los medios a través de los cuales se informa. La estrategia comunicativa de Vox ha surgido efecto y ha alcanzado su máximo esplendor en el momento que ha logrado institucionalizar la opinión pública, es decir, traspasar el protagonismo que tenía en Twitter a la televisión, la radio y la prensa en general. ¿Cuánta gente vota en función de lo que oyen en los medios sin leerse los programas electorales de cada partido? Marletti decía que los medios de comunicación se centran en unos temas más que en otros por una clara vocación de marcar la agenda política en connivencia con el mismo poder político. ¿Qué es lo que pasa si los medios de comunicación muestran a Vox como un partido unionista y omiten otros puntos de su programa electoral? A Vox le interesa hablar de su ideología centrista, pues esto es lo que le da votos, sin embargo, no le interesa posicionarse explícitamente en contra del feminismo o de los inmigrantes. Los políticos hablan para las cámaras, pues saben que así se aseguran un puesto en la agenda setting de los días posteriores. A la larga, esto favorece el discurso sensacionalista y emotivo, el discurso que, por desgracia, vende.

Entrevista a Toni Aira Foix

Toni Aira Foix es un periodista catalán y doctor en comunicación por la Universitat Ramón Llull. Fue Director de Comunicación del Partido Demócrata Catalán entre 2017 y 2018. También formó parte del Comité Estratégico de la campaña de Junts per Catalunya en las elecciones del 21 – D de 2017. Presidente fundador de la Societat Catalana de Comunicació i Estratègia Polítiques (ACCIEP), también es miembro de la Asociación de Comunicación Política y de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AE – IC). En referencia al ámbito periodístico, Aira es director y presentador del programa radiofónico Els Spin Doctors emitido en la web de Catalunya Ràdio y el cual habla sobre comunicación política. Finalmente, Aira ha escrito libros dedicados al ámbito de la comunicación política, donde destaca ‘Política en serie. La ficción que inspira al poder’, premiado en los Napolitan Victory Awards como “libro del año 2017″. La entrevista realizada a Toni Aira se ha llevado a cabo con el propósito de conocer la opinión de un especialista en comunicación política atendiendo al auge mediático de Vox y el papel del periodismo en el reconocimiento de un partido. A continuación, la transcripción de aquellas respuestas con mayor peso político y comunicativo.

¿Crees que, si el acto de Vistalegre lo hubiese hecho otro partido político, como PACMA, se le hubiese dado el mismo protagonismo que se le ha dado a Vox?

Seguramente, no. Porque el potencial de PACMA no hubiese estado acompañado, como lo está Vox, de un contexto determinado. Es decir, el continente, en política, importa. Luego viene el contenido. Y el contenido, el discurso político, viene muy condicionado por el sistema, por el clima, por el contexto. El contexto actual es el siguiente: un debate político español condicionado por el factor catalán y ciertos sectores radicales españolistas en contra. Todo esto lleva a que Vox hiciera ese acto en el momento adecuado. Por ello, tuvo más posibilidades de impactar y generar debate de lo que hubiese podido hacer en otro contexto. Por tanto, mérito suyo por conseguir una imagen de impacto. Mérito del contexto, pero también de ellos por decidir el momento en que el acto podía tener mayor repercusión.

¿Qué puntos en común podríamos encontrar entre la política comunicativa de Vox y la de otros partidos de extrema derecha, como el partido de Marine Le Pen o el del propio Donald Trump? La Radicalidad. Un discurso de blancos y negros. Algo concreto que une a Abascal con Donald Trump, Marine Le Pen, Salvini, etc. son sus intervenciones públicas en contra de lo políticamente correcto. Ellos estigmatizan la política tradicional en tanto que un grupo de personas que pasan a hablar de unas cosas con un lenguaje convencional que no responde a lo que la gente de la calle habla. Ellos acusan a estos partidos tradicionales de no salirse de una zona de confort que implica no hablar claro. Al final, ellos te prometen hacer lo contrario. Y eso es demagogia. Lo que la extrema derecha describe como hablar claro puede que signifique hablar de manera extrema y extremista. Tú puedes apuntar a que hay un problema con la inmigración y no tienes por qué decir que la inmigración es sinónimo de delincuencia. Por tanto, hay determinados medios que ellos se saltan. Pero también hay un punto de verdad. Esto, además, es muy mediático porque genera titulares, porque genera polémica, porque viraliza en las redes. Esto último es aquello que los une.

Un comentario sobre “Estudio sobre la política comunicativa de VOX

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: